¿ Qué es el Scoring o Puntaje Crediticio?


Con frecuencia los clientes de Confianza Crediticia nos preguntan qué es el scoring.

Scoring o Puntaje Crediticio es un sistema automático de ayuda para la toma de decisiones crediticias. Consiste en un programa informático que, partiendo de una información dada, recomendará la aprobación o no de una operación financiera. En definitiva, es una analista de riesgos con corazón de silicio, una suerte de sistema de inteligencia artificial que busca, en la medida de lo posible, eliminar el sesgo humano y homogeneizar las respuestas a las solicitudes de crédito.

En algunas entidades los scoring son meramente informativos, y sirven de prueba de contraste con respecto a la decisión humana. En otras pueden condicionar dicha decisión, y en muchas otras el scoring es decisivo, salvo intervención de un superior con atribuciones al gestor que alimenta el scoring.

Lo que se busca con el scoring es estandarizar respuestas, asegurarse de que se cumple fielmente con los protocolos y principios de riesgos, procesar amplios volúmenes de crédito de un modo ágil, facilitando la respuesta instantánea o cuasinstantánea una vez que se suministran todos los datos.

Se suele afirmar que un buen scoring mejora las tasas de morosidad frente a las decisiones humanas.

¿Qué información procesa un scoring?

Un scoring procesa aquella información para la cual haya sido programado. En lineas generales, es la misma información que usaría un buena analista de riesgos, ya que ellos son los que marcan las lineas a los programadores al respecto. Podemos distinguir dos grandes bloques de información, aquella que no precisa la aportación de documentación por parte del cliente, y aquella que es necesaria que éste aporte a la hora de tramitar la operación:

En el primer bloque, en la información interna de la entidad tendremos, por ejemplo, la siguiente:

– Datos personales del cliente que figuran en el sistema: edad, profesión, domicilio, vinculaciones con otros clientes, etc….

– Vinculaciones financieras con los clientes: saldos, puntuales y medios, tipos de productos contratados (plazos, fondos, planes de pensiones, etc…), nominas o ingresos domiciliados, etc.

– Historial crediticio interno: prestamos en vigor y cancelados, desenvolvimiento de los mismos (cancelaciones anticipadas, retrasos, finalidades, etc…).

– Declaraciones de bienes de prestamos anteriores.

– Información de Bases de Datos de deudores: Veraz, Nosis, CODEME, BCRA, etc.

– Ingresos de los intervinientes en la operación.

– Acreditación documental del correcto cumplimiento de nuestros préstamos con terceros.

– Información patrimonial sobre los bienes y derechos de titulares y avalistas.

– Documentación que justifique/ampare nuestra presencia en listas de morosos.

Si necesita asesoramiento profesional sobre cómo salir del Veraz, Nosis, CODEME o BCRA y aumentar su Scoring no dude en contactarse con Confianza Crediticia.

Entradas destacadas
Archivo
Síguenos
  • Facebook Basic Square